Plan Anual de Sexualidad, Afectividad y Género

Para emprender este plan de trabajo, es fundamental considerar que la sexualidad es un tema sobre el cual existe diversidad de opiniones en nuestra sociedad. Se trata de una dimensión humana que involucra aprendizajes conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes, conductas y sentimientos profundos; está íntimamente ligada a los valores, creencias y convicciones de cada persona.

Sin embargo, de acuerdo a lo anteriormente señalado, se han introducido algunos ajustes en el plan de trabajo, bajo la modalidad COVID-19 para este periodo. Estos ajustes se proyectan a las acciones, las que deben estar ajustadas a la realidad y contexto de nuestro país.
Por lo que se establecen lineamientos y procedimientos, relacionados con los distintos objetivos para optimizar su gestión de manera remota. Las acciones que se encuentran en ejecución se orientan de la mejor manera.

El presente documento fija el plan de trabajo para el período 2021, indicando cuáles serán las prioridades de trabajo y gestión, además de la adecuación de actividades que se realizarán, basadas en la priorización curricular, teniendo presente la crisis sanitaria de nuestro país. Por tanto, estas nuevas acciones dan origen a enfrentar los desafíos que se presenten al llevar a cabo la gestión de manera remota, dadas las condiciones de crisis sanitaria.

La diversidad social y cultural que vivimos hoy, da cuenta de la gran cantidad de valoraciones y expresiones sociales acerca de la sexualidad. Por tanto, la educación debe garantizar esta dimensión humana respetando la libertad de conciencia, resguardando la autonomía de los establecimientos educacionales, afirmando los lineamientos generales que establece el marco curricular nacional, la normativa legal en materia de protección de derechos y la normativa actual en materias de educación. La educación en sexualidad no sólo es un derecho, sino un deber ineludible de la familia y el Colegio.

Por ello, cada uno, desde la responsabilidad que le cabe, deberá velar para que los y las estudiantes cuenten con la oportunidad de desarrollar esta dimensión fundamental de su ser persona, de una manera natural y pertinente informándose en forma oportuna y apropiada respecto de los contenidos relacionados con el desarrollo sexual humano; aprendiendo a discernir y reflexionar frente a las distintas situaciones y desafíos que se les planteen en el tema; estableciendo relaciones de colaboración, respeto, responsabilidad, equidad y compromiso con su sexualidad.

Es por ello que el Colegio María Montessori de Arica, proyecta un espacio formativo, con carácter propio, que se enriquece con el aporte de sus docentes y profesionales adjuntos, que impulsan una plataforma educativa para desarrollar un continuo respaldo a sus alumnas, alumnos y apoderados. Se enfatiza el trabajo para potenciar las capacidades superiores y las de personalidad. Considera una propuesta curricular para la aceptación, el conocimiento, la sabiduría y el esparcimiento para lograr la superación constante.

En coherencia con esto y con nuestra labor educativa, fomenta, promueve y trabaja porque entre todos los miembros de su comunidad se logre la sana convivencia y respeto a la diversidad de toda índole, cultural, étnica, económica, sexual, etc., previniendo y reprobando cualquier acción discriminatoria, cultivando de esta manera la Inclusión.